sábado, 25 de octubre de 2008

dios necesita un nuevo nombre

Mínimo
Las cosas se componen de momento como se descomponen de momento, pero a veces el momento es largo… muy largo. Y los atardeceres ya no son como antes, ni como antes soy yo y pienso en lo q debería decir, pero sé que estoy solo por que así lo quiero estar y pienso en morir como si esto fuera un hecho y lo es, pero para mi no.

Jean viejo y zapatillas gastadas. Camina.

No, para mi no. Para mi no es la muerte, o mejor, para mi no es una muerte cojuda.

Camisa percudida y pañoleta amarrada al cuello. Sigue caminando.

Pienso que pienso, y cuando tengo ocasión digo lo q pienso; y quiero q me escuchen y deben de escucharme por que no les queda otra, además no parare hasta q termine lo q debo decir, es decir lo q deben escucharme.

Lentes oscuros, piel pálida, cabello revuelto.

Morir atropellado es para cojudos intrascendentes, no se lo deseo a nadie , pero mas aun no me lo deseo a mi, tal vez debería morir en un vuelo comercial hacia New York, pero no queda torres emblemáticas, entonces no me queda más q pensar en las torres Petronas, pero , pero seria una copia así que de q vale, ya tiene ©…

Tropieza con un estibador. El costal de azúcar cae sobre su cabeza.

Las cosas se descomponen, a veces mínimamente. Todo termina así.

3 comentarios:

Q dijo...

todas esas pequeñas escenas. mínimo. terminan así.

estoy extrañando las pequeñas escenas de este sabado.

dios dijo...

extrañemos las escenas del lunes, martes,miercoles ,jueves , viernes, domingo, si alguna vez dejamos de hacerlas.

descansemos los sabados

Mimí dijo...

Muy bueno.