jueves, 28 de mayo de 2009

dios necesita un nuevo nombre

RESBALONES

 Esta mañana casi muero como los grandes, será por la luz apagada o por  lo despistado de mi carácter que me olvide de traer toalla al baño, así que a tientas busque hasta salir al patio y ya con la luz la ubique. La vecina se molesto  ya será porque salí con el cuerpo todo mojado o porque estaba desnudo, y ya se sabe que hay vecinas que se comportan peor que dueñas, o porque pensaba que esto era la continuación de la proposición que le hice hacia varias noches. Vine tomado y ella estaba sentada, donde siempre lavaba, con las piernas bien abiertas y con unos jeans apretados, ella también había tomado. Creí o creo que lloraba, siempre hay  actitudes tan disimiles con lo que se siente, como cuando estas triste y eres el tipo más alegre y chistoso de una reunión, ella había comenzado a lavar. 

La mire o ella me miro, pero nadie dijo nada. Entre a mi cuarto, pero al momento salí. Me senté en el piso a su lado y antes que su rostro cambiara con una sonrisa como esperaba, le dije:”Quieres follar conmigo”. Se tapo la cara, se puso a llorar aun más.

 Volví al baño frotándome el cabello y  me resbale y casi caigo desnucado contra la patilla de la ducha. Las cosas son tan disimiles, los grandes mueren como unos estúpidos.

 


(extraido del libro que se concluira cuando llegue a la pag 100)

2 comentarios: