jueves, 6 de septiembre de 2007

I

- Algunas personas con las que converse alegan que eres un hombre malo, otros, en cambio, dicen lo contrario.

- Yo podría alegar que no existo y eso no cambiaria nada.

- Pero no puedes decir eso, estas delante de mi.

- Eso es cuestión de percepción o de tentación.

- O sea tu existencia tiene que ver con Dios.

- Dios, del que tu hablas, parece mas la tentación.

- Quieres decir que quiero tentarte a creer en él?

- No, quieres tentarme a decir que no soy dios, sino la tentación; cuando se amplia el concepto, eso si parece tentación, ¿donde lo hallo?, sino es en mí.

1 comentario:

death-pipo dijo...

buen coment, me agrada... salu2