lunes, 2 de junio de 2008

- LOS FRUTOS VERDES DE KUIAGODI


Humberto prendido de las grises nubes ,refriega sus pequeños ojos de mal escritor ,de mal poeta y de mal amor .por medio de la circular celeridad del mundo que lo rodea , busca lugares donde pueda sentirse bien y donde ser feliz en la lejanía de los seres que ama, siempre se le ve pensando en Sandra y en el amor que por ella decía profesar , aun el no entendía de las situaciones complicadas, de la delicadeza del alma , del fulgor de las mejillas, ni del sexo libre y sin estrías…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

este es un cuento ya publicado en un blog, vale?

Gatos Techeros dijo...

Es mi cuento . yo mande a pardiez editores :D y el blog es mio jeje , mira tu anonimo que lees mis cuentos :S